2014 / www.promotordelbienestar.com / Página informativa para la Generación de Ingresos Residuales
Despertando del Sueño Americano: La Triste Realidad

Los Norteamericanos han dejado de soñar.

La encuesta American Values de 2014 informa que el 72 por ciento de los estadounidenses piensan que la recesión económica continúa y el 59 por ciento creen que el sueño americano es inalcanzable. Además, esta mayoría ha dejado de creer en el ideal estadounidense de que si uno trabaja duro logrará salir adelante. Estas estadísticas preocupantes reflejan una realidad económica sombría para un gran número de estadounidenses.

Si esto pasa en Estados Unidos, imagina lo que pasa en México y en muchos otros países en donde la situación económica no es tan sólida y estable.

Sacrificarse para sobrevivir

Para poder comprender el por qué los estadounidenses han dejado de soñar, es importante entender la situación económica que aqueja actualmente a muchos de sus vecinos, amigos y familiares. El índice de Inseguridad Económica de 2014 (EII, por sus siglas en inglés) informa que aproximadamente cuatro de cada diez estadounidenses viven en situaciones de inseguridad económica hogareña alta (15%) o moderada (26%). El año anterior, más de un tercio de las familias estadounidenses tuvieron que reducir su presupuesto para alimentación, a fin de ahorrar dinero. Pero ese no fue el único recorte en gastos que se vieron obligados a hacer. Una cantidad alarmante de familias tuvieron que recortar significativamente sus gastos. La encuesta How Housing Matters descubrió que, en el transcurso de los últimos tres años, más de la mitad de los estadounidenses tuvieron que hacer al menos un recorte económico serio para poder cubrir los pagos hipotecarios. El índice EIII informa también que casi un tercio de los estadounidenses canceló una visita al médico por falta de dinero y que otro tercio no fue capaz de cubrir al menos un pago mensual.

El panorama sombrío del mercado laboral estancado

Es difícil pensar de manera positiva cuando se está sujeto a presiones económicas constantes, en especial si se toma en cuenta la situación laboral actual. El índice EII estableció que el 68 por ciento de estadounidenses no recibieron un aumento de sueldo el año pasado y el 27 por ciento se quedó sin empleo o le redujeron las horas de trabajo. Entonces, no es de sorprenderse que el 52 por ciento de los encuestados respondieron a la compañía de seguros de vida Haven y la firma de investigación YouGov que creen que la situación económica de la próxima generación empeorará. Las investigaciones demuestran que todas las generaciones sienten la presión financiera de una u otra forma.

La Generación del Milenio en terreno inestable

La Generación del Milenio (o Millennials en inglés) ha tenido un rudo comienzo en el mercado laboral, debido, en parte, a los crecientes costos de la educación. La organización llamada The College Board informa que en los últimos 30 años, las tarifas de las matrículas y otros gastos universitarios de una carrera de cuatro años en una institución pública han subido más del 225 por ciento (teniendo en cuenta la inflación). Si bien la educación superior sigue siendo el medio más seguro para llegar a la clase media, el drástico aumento del costo de las matrículas ha forzado a muchos estudiantes a endeudarse en cantidades cada vez más altas. Según una encuesta realizada por Fidelity, los estudiantes que se graduaron en 2013 registraron un récord de $35,200 dólares en deudas relacionadas con la educación universitaria.

Para colmo, una gran parte de los desempleados en Estados Unidos son personas de la Generación del Milenio. Anthony Carnevale, director y profesor investigador del Centro para la Educación y la Fuerza Laboral de la Universidad Georgetown, señaló en la revista Newsweek que los Millennials representan aproximadamente el  40 por ciento de los desempleados. Esto se debe, en parte, al tiempo que entraron al mercado laboral, justo después del 11 de septiembre de 2001, por lo que tuvieron que buscar empleo durante la Gran Recesión y el colapso del mercado inmobiliario. Las investigaciones demuestran que el ingreso al mercado de trabajo cuando las condiciones económicas son desfavorables, pueden tener consecuencias de gran alcance. La revista The Atlantic reportó que los adultos jóvenes que entraron a la fuerza laboral durante la recesión de los años ochenta no solo tuvieron que comenzar con salarios más bajos, sino que continuaron ganando menos que otros trabajadores mayores o más jóvenes. En el transcurso de las siguientes dos décadas, ellos perdieron más de $100,000 en ingresos acumulados. Los economistas temen que esas pérdidas de ingresos se repitan con la Generación del Milenio.

No obstante, hay buenas noticias. Un negocio como la Tienda del Bienestar puede ayudar a los Millennials a complementar sus ingresos con dinero extra que los ayude a mejorar su situación económica. A Diferencia de los empleos tradicionales, en los que los salarios tienen un límite y uno no sale adelante por más que se esfuerce, un negocio basado en el consumo, ofrece la ventaja de controlar e incluso aumentar sus ingresos.”

La Generación X teme jubilarse

La Generación del Milenio no es la única que ha sufrido los estragos de la Gran Recesión. Mucha gente de la Generación X perdió el 45 por ciento de sus fondos en el mercado de valores y no está bien preparada para jubilarse. Un estudio realizado por Northwest Mutual señala que la Generación X tiene los peores hábitos financieros de todas las generaciones investigadas y que tienden más a gastar en vez de ahorrar. El 37 por ciento de esta generación se siente inestable en el aspecto económico, y el ahorro promedio para la jubilación ha disminuido en los últimos años. El Insured Retirement Institute informa que una cuarta parte de las personas de la Generación X han dejado de aportar a cuentas de jubilación como IRA, 401(k) y otras similares. Y, de aquellos que lo hacen, el 42 por ciento tiene menos de $50,000 en ahorros.

Si a esto se añade el sombrío pronóstico del Seguro Social, uno puede darse cuenta de que esta generación realmente necesita el ingreso residual que ofrecemos. Si una persona de 40 años ahorrara tan solo $450 dólares mensuales en una cuenta de jubilación individual (IRA, por sus siglas en inglés) podría tener más de $580,000 dólares en ahorros después de 25 años (en base a una tasa esperada del 10% de rendimiento). Si usted conoce a gente de esa generación, no tema hablar con ellos. La Tienda del Bienestar podría ayudarlos a encontrar una solución a sus preocupaciones económicas.

Los Estadounidenses mayores están quedándose sin dinero

Nadie quiere que esto suceda. Después de haberse esforzado y servido a sus familias y comunidades toda su vida, los estadounidenses mayores se están quedando sin fondos. Debido al alto costo de la vida y a las pérdidas significativas en los mercados bursátiles e inmobiliarios, incluso aquellos que pensaban que tenían una situación económica segura están viendo cómo disminuye su dinero. En 2012, el economista James Poterba, del Instituto Tecnológico de Masachusets, descubrió que el 46 por ciento de los estadounidenses tienen menos de $10,000 en activos financieros al momento de fallecer. Asimismo, el Employee Benefits Research Institute reporta que entre 2010 y 2012 aproximadamente una de cada ocho personas de 85 años o más falleció sin poseer ningún tipo de dichos activos.

Nadie quiere que sus padres o sus seres queridos se preocupen por dinero en el ocaso de su vida, y ellos tampoco quieren ser una carga para sus familiares.

Hablar sobre la Tienda del Bienestar

El programa de referencias de clientes de nuestro negocio atrae a todas las generaciones, porque sin importar la edad, toda la gente tiene que comprar cosas básicas como pasta de dientes, detergente para ropa y vitaminas, solo por mencionar algunas. Uno nunca deja de necesitar estos productos de consumo y tampoco sus conocidos. Así que, sin importar que empiece a referir clientes siendo un adulto mayor o un joven que quiera estar preparado para el futuro, esta oportunidad puede ayudarlo.

Si alguna vez duda en hablar sobre este negocio con algún amigo o conocido, piense en este artículo y recuerde que toda la gente puede beneficiarse de los productos que ofrecemos y de la posibilidad de ganar un ingreso extra. Nunca dé por sentado que una persona no necesita o no le interesa el ingreso residual que nuestro negocio puede ofrecer, tan solo porque parezca tener una buena situación económica. Las últimas décadas han demostrado que incluso aquellos que se han preparado pueden tener problemas económicos a causa de circunstancias imprevistas. Además, no les está pidiendo que prueben cosas extrañas o caras o algún programa costoso; sencillamente, les está mostrando una forma diferente de comprar lo mismo que compran habitualmente. Y lo más importante es que van a obtener productos superiores a precios competitivos y, en algunos casos, hasta más económicos que los que encuentran en los supermercados.

Otros Artículos de Interés:
Cómo trabajar en Casa de
forma exitosa!
¿Tienes tiempo para
ser feliz?
Logra tu libertad económica /
Kim Kiyosaki
El poder de la persistencia!
Multinivel: Es un Activo, no un Trabajo
La evolución de las Redes
de Mercadeo
Tener Calidad de Vida
Por favor protégase de los Tóxicos Domésticos
La Importancia de los Omegas 3 en los Niños
Niveles saludables de Azúcar en la Sangre, en tu Dulce Vida
¿Es Seguro su Hogar?
Lista de tóxicos...
Paquete de Alto Rendimiento:
sometido a estudio!
Baje los niveles de azúcar de forma Natural
El caso de Bobbi McCaughey
Deficiencia de Minerales:
El costo de la Agricultura Moderna
El Poder de los Probióticos
Para una mejor salud en general, tome Calcio
La Epidemia que Viene!
¿Sabe usted cómo está la Calidad del Aire en su Hogar?
!Un año sin Azúcar!
Convertimos problemas cotidianos en trastornos mentales
Medicos piden no usar triclosán
Despertando del Sueño Americano: La Triste Realidad
La importancia de suplementarse con Probioticos
¿Quiere controlar su peso?
¡Controle el nivel de azúcar en la sangre!
¡El Futuro está aqui!